Tren del recuerdo

09:30 de la mañana de un sábado 12 de septiembre y llegamos a Estación central, donde una locomotora con carros alemanes de la década de 1920 (comprados a Alemania en la decada de 1930) será el que nos lleve a nuestro destino: San Antonio.

 

 

 

 

 

 

3 horas de viaje, que al principio pensamos que se nos harían eternas, pero la verdad, casi ni se notaron. Entre la comida que venden a bordo, el pisco sour y la partida de carioca, de repente… estabamos en nuestro destino.

Lo primero es lo primero: Almorzar, y como estábamos en un puerto, pescado es la opción. Ceviche y Congrio a lo pobre en un restoran al borde del mar :P. Ya son las 15:30 y durante lo que nos quedaba de tarde dimos pequeño paseo por un mercado de pescados y mariscos, el muelle, el borde costero y una feria de artesanías. El tiempo pasó volando…y siendo las 17:45 el sonido del claxon de nuestro tren se escucha a lo lejos y es momento de partir, pero antes…un par de palabras con el conductor y conseguí entrar a la cabina de la locomotora 🙂

 

 

Fue un viaje express, bello, entretenido y que te saca de la rutina y de la inmediatez de nuestra vida cotidiana. 6 horas con el vaivén del tren que me recordó mi vida en mi natal Viña del mar y los viajes a Quilpué donde mi amigo Claudio o esos tramos al colegio evadiendo al inspector.

Fue una linda experiencia que se las recomiendo 100%.

Si prefieres, puedes ver el album de fotos completo en mi Flickr ó Facebook, los cuales seguiré actualizando.

Recuerden que pueden seguirme en Facebook, InstagramTwitter o visitar mis perfiles en 500px y Flickr 😉

Agregar un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published. Subscribe to this comment feed via RSS